jueves, 16 de noviembre de 2017

DECORACIÓN | Adornos navideños DIY

¡Hola!

Soy Ange de Menuda Monada y hoy me estreno en Lovely Life con una entrada relacionada con la decoración y la Navidad. Se trata de cinco adornos navideños DIY que pueden decorar vuestro árbol en estas fechas. Adornos pensados para que el coste sea mínimo, reciclando, usando materiales naturales o invirtiendo lo mínimo en adquirir algunos. Antes de empezar, no dejéis de visitar la entrada anterior en la que Anika nos da un montón de ideas muy originales para nuestros árboles. Como veis, en Lovely Life os lo ponemos muy fácil ;)

Los adornos que os propongo son sencillos, tanto, que están pensados para que también podáis hacerlos con los más pequeños de la casa. Así, algo taaaaan divertido como decorar el árbol puede empezar antes con un tiempo compartido en familia de forma creativa. Y, como persona adulta, os garantizo un pequeño viaje a la infancia pegando, recortando, recordando manualidades del cole y sonriendo al hacerlo 😊

En cada propuesta preparé un pequeño paso a paso para que os resulte más fácil hacerlos, también os doy ideas para realizarlos usando otro tipo de materiales pudiendo adaptarlos a vuestro caso en concreto. En el mío, aproveché esta entrada para hacerme mi decoración ^_^  ¡Y he de decir que estoy encantada! Creo que el árbol de Navidad de este año va a estar lleno de colores, figuritas y detalles muy monos.

Antes de empezar, te recomiendo que te hagas con los materiales que necesites (especificados en cada caso) y que decidas una gama de colores si quieres, como en mi caso, que estos sean tus adornos navideños. Piensa en lo que cambia un árbol decorado en colores clásicos, sólo en rojo y blanco, en dorado y negro... ¡hay muchas posibilidades!


DUENDES NAVIDEÑOS


Necesitas:
Corchos, fieltro, bolas de porex pequeñas, botones pequeños, palillos de madera (mejor redondos), silicona fría, rotulador permanente, cordel o hilo, tijeras.

Alternativas: 

Puedes cambiar el fieltro por gomaeva, a los peques le resulta más atractivo este material y, dependiendo de la edad, lo trabajan mejor.  Lo mismo pasa con el rotulador permanente, si los ojos son ojos móviles suele gustarles más.  Otra alternativa a forrar el corcho es simplemente pintarlo con témpera o cualquier pintura acrílica.

Paso a paso:  

  1. Recorta una tira de fieltro que cubra el corcho y pégalo a su alrededor. Recorta también las formas de fieltro que se ven en la foto: círculos que serán las manos y los pies, el cuello del traje con picos (y un corte en el centro) y un cono para hacer el gorro.
  2. Clava un palillo en una bola de porex y píntala. Pinta también el extremo de un bastoncillo, va  a ser la nariz.
  3. Clava los palillos para hacer los brazos y las piernas, si te ayudas antes con un punzón es mucho más fácil. Al acabar, pega los circulitos que ya tenemos recortados. Pega también el cuello del traje del duende con cuidado de no poner pegamento justo en el centro.
  4. Por último pegamos la bola de porex al cuerpo aprovechando el corte que habíamos hecho en el centro del cuello del traje. Y a la bola pegaremos el sombrero, empezando por la parte delantera. ¡No te olvides de poner un trocito de hilo o cordel en el extremo del gorro para poder colgarlo después!...y ya sólo nos queda decorar: pintar ojos, colocar la nariz y pegar los botones al traje.




PAJARITOS

Necesitas:

Nueces, fieltro, cascabeles, silicona fría, rotulador permanente, cordel o hilo, tijeras.

Alternativas: 

Al igual que en los duendes puedes cambiar el fieltro por gomaeva y el rotulador permanente por ojos móviles.  También dan muy buen resultado las piñas como base en lugar de las nueces.

Paso a paso: 

  1. Recorta dos patitas y un rombo de fieltro (doblado a la mitad será el pico). También un cono/triángulo para hacer el gorro. Como la nuez no es una esfera te recomiendo que antes te hagas un molde o plantilla en papel.
  2. Pega las patitas en la base la nuez.
  3. Pega el sombrero empezando por la parte delantera y acuérdate de poner al final el cascabel. En este caso no dejé así el sombrero y decidí arrugarlo hacia un lado. Si te gusta esta opción no tienes más que poner pegamento en el interior de la doblez. Después con la ayuda de una aguja, pon el hilo para poder colgarlo.
  4. Ahora le toca el turno a los ojos y ya tenemos el pajarito acabado.


CORAZONES DE CORCHO 

Necesitas:

Plancha de corcho (las venden en cualquier bazar), perforadora, pinturas acrílicas o témpera, bolígrafos de colores para decorar, perforadora, hilo o cordel.

Alternativas: 

La forma de corazones la elegí porque me parece que es lo que mejor combina con el estilo de adornos que os estoy enseñando en mi gama de colores. Por supuesto, cambiadlas a vuestro antojo o al de vuestras troqueladoras. Os van a facilitar el trabajo un montón ;)

Si no consigues una plancha de corcho puedes cambiarla por posavasos de este material o de madera, no serán corazones pero sí unas formas muy decorativas igualmente. Otra alternativa es utilizar cartulina ondulada o cartulina normal, ambas pegadas primero a un cartón para que no se arqueen. Tampoco puede faltar la gomaeva ;) Aunque en este caso, en lugar de pintarla podéis decorarla con pegamento con brillantina o rotuladores.

Paso a paso: 

  1. Recorta (mejor con un plantilla previa o con troqueladoras) corazones de diferentes tamaños y en distintos materiales, en mi caso, ya habréis adivinado que en fieltro.
  2. Pinta algunos, enteros o por zonas, con pintura acrílica.
  3. Para acabar la decoración, pinté con bolígrafos de gel y algo de brilli brilli motivos alrededor.
  4. Haz un agujero en cada uno con la perforadora y coloca el hilo o cordel. En algunos opté por hacer "dúos" de forma que del corazón grande salga uno a juego más pequeño.

ADORNOS COSIDOS

Necesitas:

Fieltro, aguja, hilos de colores, bolitas negras redondas, espuma para rellenar, decoraciones (lentejuelas y botones), tijeras.

Alternativas: 

Si los coses tú, perfecto, aunque también puedes elegir telas a tu gusto o arpillería. Si lo haces con  niños/as o bien eliges la puntada más sencilla ( la de la muestra del paso a paso) o simplemente cambiamos un poco la técnica. ¿Cómo? Por ejemplo recortando las figuras (previa plantilla en papel), decorándolas con pegamento con brillantina o pegando otros motivos y por último, pegando esta figura de fieltro a una pinza de madera (que podéis pintar previamente o no). Ídem de nuevo para la gomaeva.

La espuma para rellenar, si donde la compras viene en un paquete muy grande y no la vas a usar más, cámbiala por algodón.

Paso a paso: 

  1. Recorta dos veces cada forma. Truco: si haces el contorno con un bolígrafo, es lo que yo utilizo, coloca una plantilla del derecho y otra del revés a la hora de marcar. A la hora de coser, las encaras y ya no se ve la marca de boli ;)
  2. En una de las formas, haz primero la decoración que quieras. En el pájaro cose la bolita negra y redonda a modo de ojo y decora el ala cosiéndola ya al cuerpo; en la bota cose parte de la puntera, el talón, el dobladillo de arriba y los botones; en la estrella cose adornos a tu gusto en una de las piezas.
  3. Cose una forma contra la otra y acuérdate de ir rellenando el interior de la figura antes de cerrarla de todo...créeme que pasa más de lo que me gustaría jajaja
  4. Colócale un hilo o cordel para colgar.

GUIRNALDA

Necesitas:

Pompones, aguja e hilo o cordel.

Alternativas: 

Mis pompones están sacados de un salvamanteles de Tiger, la verdad es que desconozco su precio de venta por separado. La opción es cambiarlos por formas de cartulina recortada o troquelada (estrellas, círculos, corazones, ...), pompones de lana o también por bolas de pórex pintadas o al natural. Si tienes más paciencia, las palomitas de maíz son otra opción muy interesante.

Paso a paso: 

  1. Enhebra una aguja directamente del ovillo de hilo o cordel sin cortarlo. 
  2. En el caso de los pompones de fieltro no necesito fijarlos al cordel porque no se mueven de lo justos que pasan por el hilo. Si tuvieses que hacerlo, corta antes de empezar un buen trozo de hilo del ovillo y al pasar cada bola o forma, haz un nudo como tope para fijarlo.

¿Te animas a hacer la decoración de tu árbol? Espero que te hayan servido de inspiración estos adornos y el paso a paso para hacerlos. Si decides ponerlos en práctica, nos encantará verlos. Enséñanoslos por nuestras redes (y aprovecha para seguirnos si aún no lo haces): facebook e instagram. Y , por supuesto, si tienes alguna duda o pregunta, aquí estamos.

Yo estoy deseando poner los míos en el árbol de Navidad 😊

¡Hasta la próxima!

lunes, 13 de noviembre de 2017

NAVIDAD | Haz tu propio árbol

¡Holaaa!

Soy Anika de Bonico de Corazón y estoy muy contenta de hacer mi primera entrada para Lovely Life 💛. En muy poquitos días ya estaremos pensando en montar nuestro arbolito de Navidad, y la duda que me surge este año es si optar por el clásico abeto con adornitos para colgar o crear un árbol handmade para poner en la pared de casa.

El abeto es un clásico, creo que todos disfrutamos colgando las bolitas, estrellas, espumillón, luces, etc. Además, cada año, los adornos que vemos en las tiendas son más y más bonitos, y sino, siempre tenemos la opción de hacérnoslos nosotros mismos, de eso os hablara mi compi Ange en la próxima entrada 😉. Por otro lado, la idea de formar un árbol handmade en una pared de mi casa también me agrada, es otra forma de decorar nuestro hogar en estas fechas tan especiales y que puede quedar muy llamativo y original. Bueno, finalmente, creo que las dos ideas son compatibles, así que si sois muy navideños, empezar a sacar el abeto y los adornitos que yo os voy a dar otras ideas para que hagáis vuestro propio árbol handmade.

En la red, hay verdaderas preciosidades de árboles handmade hechos con palets, ramas, luces, etc. Si tenéis tiempo para recopilar estos materiales, son ideas fantásticas, pero si queréis algo más sencillo, espero que os gusten las ideas que he pensado.



En primer lugar, voy a mostraros un árbol que he hecho con unas rodajitas de madera y unos cuantos adornitos.


Las rodajitas de madera las compré en la tienda Casa, van un montón en una bolsita y a un precio bien. Las podéis ver aquí.

He distribuido las rodajitas formando un arbolito, y encima de algunas he colocado corazones y estrellas de goma eva brillante y unos botones navideños.


Seguramente estaréis pensando que queda muy bonito, pero que al pegarlo no queréis estropear vuestra pared. He encontrado unos adhesivos que no dañan, puedes pegar y despegar y prometen no dejar rastro.

El primero de la marca Tesa, son unas tiras adhesivas y tiene muy buenas opiniones. El segundo de la marca Bostik, es una masilla y la suelo usar en el cole para pegar pósters, cartelitos, fotos, y me va muy bien.

Y si en esta idea he usado ya la goma eva de purpurina, en la siguiente idea, es la auténtica protagonista. 


Si tenéis una troqueladora (yo he usado la big shot) solo tendréis que coger la goma eva del color que más os guste y a hacer círculos como si no hubiera un mañana... ¡jajaja!

Si no disponéis de troqueladora, no pasa nada, como toda la vida hemos hecho, marcamos los círculos con vasos o cualquier otro recipiente redondo y a recortar.


Yo he elegido colores muy navideños, dorados y plateados, pero podéis optar por otros tonos y seguro que os quedará de lo más original. Esta idea es apropiada para hacerla con los más peques de la casa 😉

En la tercera propuesta, entran en juego las emociones... Cuando se acerca la Navidad me encanta mirar las tarjetitas navideñas que he recibido en otros años, las guardo con mucho cariño. Pues bien, este año, en puesto de tenerlas guardadas, las pondré en mi pared a modo de arbolito.


Para hacer esta idea, necesitaréis además de la tarjetas, unas pincitas de madera que podéis encontrar en cualquier bazar, un cordón (yo he usado éste de algodón que llamamos baker twine) y unos washi tape acordes a la temática. Hoy en día, ya venden washis en casi todos los bazares, pero si queréis más variedad, podéis encontrarlos aquí.


¡Me encantan como quedan! También se me ocurre que podéis hacerlo con fotografías de otras navidades ¡Quedaría genial!

A continuación os dejo otras ideas que he encontrado por la red y que necesitan otro tipo de materiales, pero que si os animáis, os quedarán estupendísimas.

Empezamos con madera y mucho color. Me ha encantado lo alegre que es este árbol. Si podéis conseguir fácilmente las ramitas, no os costará mucho hacerlo, además, se monta y posteriormente se cuelga, con lo que tampoco tenéis que andar pegando nada a la pared.


En esta segunda idea también entra en juego la madera (no lo puedo evitar, me encanta) pero con elementos decorativos de estilo nórdico. El toque de las lucecitas es ideal.


Este arbolito, aunque parece laborioso por la cantidad de tiritas que hay que recortar, también se puede hacer con los peques. Ya sabéis, papel de seda, tijeras, y toda la familia a recortar jeje. Tenéis el DIY aquí.

Y por último, no podía dejar de mostraros un árbol hecho de palets. Este si que es más trabajoso, porque requiere cortar, lijar, pintar, pero el resultado merece la pena. Os dejo el video con el paso a paso.


Bueno, pues espero que entre todas estas ideas encontréis la más adecuada para vuestro hogar 😉
Muchos besicos y ¡a tope con los arbolitos handmade!

¡Hasta pronto!

jueves, 9 de noviembre de 2017

NAVIDAD | De vuelta al correo tradicional

¡Hola!

Soy Lorena de Penknives Design y hoy quiero hablaros de algo que me hace especial ilusión en Navidad: enviar postales. Y es que con el paso de los años se está perdiendo una tradición tan bonita, enviar postales de toda la vida, escribir unas bonitas palabras, pegar un sello y al buzón. 


Es algo que hace tremenda ilusión, abrir el buzón y encontrarte postales de gente bonita. Empecé con esta iniciativa el año pasado y me pasé todo el mes de diciembre deseando mirar el buzón, ¡siempre había algo! Fue realmente emocionante, ¡ya tengo ganas de empezar a enviar y recibir postales este año! 

El año pasado se me ocurrió la idea de diseñar algunas postales a ver si la gente se animaba con esta iniciativa, ¡y así fue! Así que este año he diseñado 4 modelos nuevos, la colección "Con olor a Navidad". Toda iniciativa empieza con un antes y un después... hoy en primicia os quiero enseñar mis primeros bocetos, las primeras ideas que se me ocurren y plasmo en una libreta.


Y del papel pasamos al mundo digital, algunos diseños quedaron descartados y otros son muy fieles al resultado final, ¡espero que os gusten!





Pues todas estas postales y las que habéis visto al principio de la entrada las podéis encontrar AQUÍ y en unos días también las tendréis en la tienda Cote Sud de Reus y la tienda Little Paper de Marratxí (Mallorca).

¡Aiiii, qué nervios! Espero que los señores carteros se vuelvan locos este año llevando postales bonitas de aquí para allá, ¿os vais a animar? ¡Ojalá que sí! ❤️

Desde Lovely Life somos super fans de la Navidad y ya empieza a oler todo a Navidad... mmm...

¡Gracias por vuestra visita! Un besote enorme.

martes, 7 de noviembre de 2017

NAVIDAD | Calendarios de Adviento

¡Hola chic@s! Soy Olaya del Blog TaconesConGracia y hoy vengo a hablaros de la primera cosa que hacemos en casa cuando nuestro “modo navidad” se dispara: el Calendario de Adviento.


El Calendario de Adviento es un calendario de “cuenta atrás”, que empieza el día 1 de diciembre y finaliza el 24 de diciembre con la celebración de La Nochebuena. Los orígenes del Calendario de Adviento los encontramos en el siglo XIX en Alemania, cuando se encendía una vela el primer domingo de Adviento y durante los cuatro domingos siguientes hasta llegar la Nochebuena. Además era costumbre señalar en la pared con unes rayites de tiza los días que faltaban para Navidad, para que los niños las fuesen borrando conforme abanzaban los días en el calendario. Desde entonces, los Calendarios de Adviento se hacen para que los niños se den cuenta de los días que faltan para Navidad.


En las tiendas podéis encontrar muchos Calendarios de Adviento: Algunos están ya hechos y son perfectos para que lo único que tengas que hacer es rellenarlos con regalitos, también puedes encontrar los típicos que están rellenos de chocolates y golosinas, o incluso temáticos (en casa hemos tenido uno con cuentos para cada día y otro de Playmobil que al final conseguías montar un Belén completo).


Pero si lo que quieres es hacer tu propio Calendario de Adviento sigue leyendo porque esto te va a gustar! Puedes complicarte mucho la vida o ir a lo fácil, por eso te voy a dar unas cuantas ideas para que pongas en práctica y tengas un precioso Calendario de Adviento: 
  • Una rama que hayamos cogido por el campo o una percha que tengamos en casa puede ser el mejor soporte para nuestro calendario. Puedes pintar la rama o forrar la percha con tela para dejarla bien bonita, y sólo falta que cuelgues los regalitos con un poco de cuerda. 
  • Los cartoncillos de los rollos de papel de WC son increíbles ya que con ellos puedes hacer de todo: Puedes alinearlos y forrarlos con papel de seda para que los niños tengan que “romper” cada día el papel para conseguir su sorpresa. O puedes utilizarlos como cajas grapándolo por ambos lados.
  • Una caja de zapatos y unos sobres son una gran idea si eres principiante en esto de las manualidades. Puedes pintar la caja y llenarla de pegatinas navideñas, además decora todos los sobres con más pegatinas o incluso con dibujos de los pequeños de la casa y no te olvides de incluir los números.
  • Las estructuras de madera de las tiendas de manualidades son ideales para dejar volar tu imaginación. Puedes encontrar cajoneras, casitas, coches… Y con unos papeles de scrap, diecuts, pinturas y washi tape puedes darle tu toque personal precioso.
  • 24 cajas de cerillas pueden convertirse en tu calendario con un poco de imaginación y materiales de manualidades que puedes tener por casa: pintura, papel de regalo bonito, los 24 números, lana para hacer que cada caja parezca un precioso regalo y algún adorno es lo único que vas a necesitar.
  • Trozos de tela o calcetines nos pueden facilitar la tarea de crear nuestro calendario, siempre que seas una “manitas” con el hilo y la aguja o con la máquina de coser. Puedes recortar la tela en forma de estrella, calcetín de Papa Noel, regalo, muñeco de nieve y añadir una cinta para colgarlo de una bonita escalera o de la repisa de la chimenea.
  • Si dispones de Cameo no te separes de ella ya que puede convertirse en tu gran amiga en este momento. Nosotros le estamos sacando humo para poder tener un calendario llenos de casitas.
Y una vez que tienes tu Calendario de Adviento hecho toca la parte más difícil, al menos para mí, que consiste en rellenarlo. ¿Qué “regalitos" ponemos? Nosotros incluimos un poco de todo: Chocolatinas y caramelos, notas cariñosas, manualidades, pequeños regalos, dinero para un capricho para ellas, “VALE POR” para hacer actividades divertidas por la ciudad como ir a patinar o al cine o a pasear para ver la iluminación navideña, cromos, muñequitos… todo tiene cabida en nuestro Calendario de Adviento y por supuesto en los vuestros.


Ahora sólo falta esperar al día 1 de Diciembre para empezar a descubrir las sorpresas que nos depara el Calendario de Adviento. A disfrutar!!!!


Y recuerda que nos va a encantar ver vuestros Calendarios de Adviento, por eso cuélgalos en  IG y etiquétanos con el hastag #calendariodeadvientolovelylife.

jueves, 2 de noviembre de 2017

NAVIDAD | ¿Qué es un Diario de Navidad y por qué deberías hacer uno?

¡Buenos días!

Soy Mireia de MySweetThings y hoy me estreno en Lovely Life con una entrada muy navideña... Hoy vengo a hablaros de algo que me encanta, de una época que me chifla. Quiero explicaros qué es un Diario de Navidad (o December Daily) y por qué tenéis que hacer uno… jeje!

Si sois ‘scraperas’ seguro que ya conocéis este proyecto porque es algo que se estila mucho en este mundillo. Y si no sois ‘scraperas’, os cuento que un Diario de Navidad es una manera de documentar nuestras Navidades y ‘sus preparativos’. ¿Y qué fechas son esas? Yo suelo hacerlo desde el día que ponemos el árbol en casa, que suele ser durante el puente de diciembre, más o menos, hasta el Día de Reyes. Hay gente que lo hace desde el 1 hasta el 31 de diciembre. Otras lo hacen desde el 1 hasta el 25 de diciembre. Esto va al gusto del consumidor... ¡lo importante es hacerlo! 😊

¿Y qué documentamos en nuestro Diario? Pues cualquier cosa relacionada con la Navidad (o no): la puesta del árbol, el día que vas a comprar regalos (una foto, los tickets, alguna tarjeta…), una foto de tu mesa el día de Navidad (o de cualquier otra celebración), los regalos que te han dejado los Reyes Magos, la comida de empresa, tu cena del amigo invisible con tus amigas… Bueno, mi consejo es que documentéis lo que os apetezca con fotos o sin ellas, y que escribáis mucho para que no olvidéis ningún detalle especial. Podéis encuadernar también tarjetas navideñas que recibáis, un dibujo de tus hijos que han hecho ese día, cualquier recuerdo que queráis guardar… En mi opinión es un proyecto precioso que recomiendo sí o sí a todo el mundo, sobre todo a todas aquellas que tenéis hijos (mamis, ¡al ataque!). Os dejo aquí links a mis últimos Diarios de Navidad, para que les echéis un vistazo si queréis: aquí y aquí.   
Las que sois scraperas ya conoceréis diversas estructuras para hacer vuestro Diario de Navidad (DN).Y para las que no sois scraperas, no tenéis excusas. Vamos allá con algunas ideas fáciles:
  • Podéis usar un álbum hecho como los de Mia Mandarina, que son una monada (no os costará nada encontrar álbumes como éste en papelerías o bazares cercanos a vuestras casas). En este caso, lo que os recomiendo es que compréis adornos navideños, que podéis encontrar en cualquier papelería o bazar (si buscáis, podéis encontrar cosas monas) o, que es mejor, que compréis alguna colección de papeles de scrap navideña con algunos adornos y adornéis un poquito cada página. Aquí podéis ver diversas colecciones de papeles navideños y links a tiendas donde podéis comprarlos.

  • También podéis usar una libreta normal y corriente y hacer lo mismo que os he dicho en el punto anterior. Yo no he hecho un Diario de Navidad en una libreta, pero sí he hecho algo parecido y queda muy bonito. Podéis ver el proyecto del que os hablo aquí, quizá os puede inspirar a la hora de hacer vuestro Diario de Navidad.
  • Otra manera de hacer un Diario de Navidad fácil es, simplemente, comprar papeles decorados y cortarlos todos iguales y después encuadernarlos llevándolos a una copistería o comprando un par de anillas y con el taladro típico que todos tenemos por casa o en la oficina, agujerear las páginas.

  • Otra opción es que os hagáis con un álbum con anillas (que tenéis miles, de mil colores diferentes y de mil tamaños diversos) y que las páginas sean simples cartulinas blancas o de color o papeles decorados, como hemos comentado antes.



  • Otra opción que se me ocurre es que os hagáis amiga de alguna scrapera y que os ayude a hacerlo! Jaja! 😆
También os podréis preguntar "¿y qué fotos pongo yo cada día?". Estoy convencida que siempre podemos poner algo en nuestro diario de Navidad, como hemos comentado al principio de esta entrada, aunque, insisto, yo pienso que NO es necesario poner una foto todos los días. De todos modos, en internet, podéis encontrar muchos 'esquemas' que os ayudarán y os darán ideas para que pongáis una foto diaria en vuestro álbum. Aquí tenéis algunos ejemplos:





A continuación, os dejaré algunos ejemplos de Diarios de Navidad hechos totalmente a mano. Veréis que se pueden hacer cosas muy bonitas.





A mí es un proyecto que, personalmente, me encanta. A veces cuesta llevarlo al día, pero es tan fácil como guardar la foto que se quiere poner, o imprimirla (esto mucho mejor), y ponerte con el Diario de Navidad a ratitos, cuando una pueda, incluso cuando acabe la Navidad, pero hacedlo prontito, que así tendréis todos los recuerdos frescos.

Existe una app para el móvil, que se llama COLLECT, que os permite guardar una foto diaria en un calendario. Es muy cómoda, fácil y práctica, y para proyectos como un Diario de Navidad, es ideal y os facilitará el 'trabajo'. Así, aunque hayan acabado las fiestas, tendréis vuestra foto seleccionada guardada y sólo tendrás que imprimirla.


Es un proyecto muy, muy bonito de hacer, sobre todo cuando hay peques en la familia. Así que yo os recomiendo que os liéis la manta a la cabeza y lo probéis. Y para cualquier duda que tengáis, aquí estaremos nosotras para echaros una mano en todo lo que podamos. ¿Os animáis?

Espero que os haya gustado esta entrada y que, al menos, os pique la curiosidad con el Diario de Navidad! 😉

¡Muchos besos y feliz día!